HIDRATACION.png
La hidratación facial consiste en lograr una mayor proporción de agua en la piel y el aumento de formación de colágeno, fibras elásticas y reticulares a través de distintas técnicas básicas para comenzar un verdadero proceso de rejuvenecimiento. La hidratación y limpieza facial liberan a la piel de contaminantes ambientales e impurezas que la mantienen opaca, escamosa y sin brillo.